Las causas más comunes del deterioro del aceite en los transformadores son: la contaminación, humedad, la formación de ácidos y la oxidación. La humedad reduce notablemente las propiedades dieléctricas del aceite aislante, en tanto que los ácidos orgánicos, además de ser conductores, ayudan a retener agua.

 

Con el objeto de determinar la calidad de un aceite es necesario efectuar análisis al mismo, así como entender que se está midiendo y el criterio a seguir con los resultados obtenidos.

 

Por definición, la tensión de ruptura eléctrica de un aceite aislante es una medida de su habilidad para soportar un esfuerzo eléctrico. Esta prueba es frecuentemente realizada, ya que la medición nos permite conocer la resistencia dieléctrica momentánea de un aceite al paso de la corriente al aplicarle un voltaje, además de la presencia de agua libre, polvo, lodos o cualquier partícula conductora presente en la muestra.

Prueba de rigidez dieléctrica

 

Los aceites aislantes que se utilizan en transformadores e interruptores cumplen varias funciones importantes; con respecto a los transformadores, el aceite forma parte del sistema de aislamiento y, por otro lado, actúa como agente enfriador, transportando el calor del núcleo y bobinas a la zona de disipación final. Por lo que respecta a los interruptores además de ser parte del sistema de aislamiento, su principal función es la de extinguir el arco eléctrico durante la apertura de sus contactos.